Facebook…cómo eres, tontorrón

ADVERTENCIA: Que no, que ni fútbol ni elecciones. que me niego a hablar de las europeas que se han ido de elecciones o del Real Mandril…hoy me he levantado queriendo hablar de Facebook.

Ay Facebook, Facebook… has reinventado nuestra manera de relacionarnos y has conseguido el mismo efecto que el alcohol: que hablemos más de la cuenta (como nadie nos ve…aaah se siente), lo que desemboca en situaciones tan divertidas como extrañas-turbias. Con respecto a esto último, recuerdo que el programa La Noche Temática habló durante unos minutos -en un documental centrado en esa gran Red Social, os lo recomiendo- acerca de esas personas que dedican unas palabras/frases/poemas de tres páginas a un ser querido que ha muerto en la página de Facebook del susodicho. Reconozco que es un tema peliagudo, ya que cada uno tiene su forma de recordar a la persona que se ha ido. Antes se iba al cementerio y ahora se escribe en Facebook, mismo sentimiento pero distinto escenario. Personalmente me parece un tanto turbio y morboso, sin contar con el trauma que me provocaría escribir “Te echo de menos, ojalá estuvieras aquí”, y recibir como contestación “lo estoy…”. Porque no sé si existirán fantasmas adictos al Facebook pero si mucho cabrón con demasiado tiempo libre.

Pero dejando de lado la muerte en Facebook, otro don que tiene la red social es conseguir que las personas actúen como Gila, ya sabéis “Alguien ha matado a alguien…no me gusta señalar…”. Facebook está lleno de comentarios indirectos que todos sabemos a quienes van dirigidos y por qué, pero nunca se nombra a nadie y, al final, o no pasa nada o hay tirones de pelos virtuales, lo cual no deja de ser bastante triste. A toda esa gente que se desahoga en las Redes Sociales de forma poco discreta, les diría que ya que se ponen ,lo mejor es hacerlo directamente, con nombre y apellidos. Lo peor que puede pasar es que la persona en cuestión te bloquee porque no le gusta tu estado o que en su perfil escriba un comentario acerca de alguien que ha hecho algo y resulta ser mala persona.

Situaciones absurdas hay muchas gracias a Facebook, pero hay algunas cuanto menos curiosas ¿por ejemplo? Querer averiguar porqué la persona con la que tan bien te llevabas te ha “quitado” de Face y  te suelte un “es que te bloqueé porque no me gustaba tu estado”. ¡Chúpate esa, madurez! Que sepáis que esto es verídico y, os diré otra cosa,  pienso hacerme una camiseta con esta frase.

Queridos niños, cuidado con lo que ponéis en Facebook… pero si no lo tenéis, por favor comunicádmelo para poder escribir una segunda parte.

Sed buenos

Danae

Anuncios

Un comentario en “Facebook…cómo eres, tontorrón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s