Adiós y ¿vuelta a empezar?

Ahora que nadie me oye, me puedo poner un poco profunda. Ahora que es tarde, que la gente habla de la salida de España del Mundial de Fútbol….ahora puedo decir que, releyendo algunos de los relatos que escribí allá por el 2008, me ha entrado una extraña melancolía. Seis años después, he seleccionado una pequeña parte de uno de ellos y le he dado un toque mío actual- la Danae del pasado y del presente se fusionan en a saber qué cosa rara-. Este es el resultado:

Muchas historias comienzan con un adiós.

Una despedida puede dar pie a vivencias que, sin ella, nunca hubieran existido. Un adiós puede desembocar en un comienzo de cuento de nadas o de todos, porque en la vida real no hay hadas ni ogros, sino nadas y todos. Un final debe llevarnos a un inicio que nos empuje hacia alguna parte, da igual si es hacia delante o hacia atrás, lo importante es que nos mueva; ya nos preocuparemos después de no andar como los cangrejos. Retroceder a través de los recuerdos es masoquista pero no demasiado problemático, porque masoquistas somos todos. El problema viene cuando de la despedida no surge ningún comienzo y la tristeza y la apatía son el desenlace final.

Si la despedida no nos mueve sino que nos petrifica, si nos vuelve temerosos en vez de más fuertes ¿Qué hacemos? ¿A qué nos aferramos? 

El relato continúa pero, en realidad, no dice nada. Yo me he  sorprendido diciendo en alto un “No lo sé”.  Podría responder con frases que todos decimos de memoria cuando alguien se encuentra en una situación de desamparo emocional, pero casi mejor callarse. Lo sabemos, pero no podemos estar en silencio, hay un extraña fuerza que nos empuja a decir algo, por muy estúpido que nos parezca.

Al final el cuento queda en nada, aunque creo que lo he dicho todo. Queridos niños,  sólo os puedo decir que si sabéis qué hacer ante las despedidas que nos petrifican y nos vuelve temerosos, por favor compartidlo.

Sed buenos

Danae

Anuncios

3 comentarios en “Adiós y ¿vuelta a empezar?

  1. Ante una despedida que te petrifica, la sensación es que parte de tu vida se va en ella, por lo que hay que hacer es recobrar el sentir de esta vida en su plenitud.
    Saludos.

    • Laurelio, lo primero agradecerte el comentario y lo segundo decirte…
      ¡Cuánta razón tienes y qué difícil es llevarlo a cabo!

      ¡Saludos!

      • Fácil o difícil, es como regar una pequeña semilla en lo más profundo de ti misma que algún día, sin darte cuenta, se torna brote y después…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s