Neura de una noche de verano

Os va a parecer curioso, pero llevaba gran parte del día escribiendo la entrada de hoy y no es ésta. Tenía pensado ir a cenar con unos amigos, echar el último vistazo al texto y publicarlo nada más llegar a casa. Sin embargo, a pesar de tenerla ya escrita, de que sólo tenía que dar al botón de “publicar”, he decidido no hacerlo. Así que aquí me encuentro a las casi 2:30 de la mañana empezando desde cero una entrada que ya tenía escrita.

No sé si alguna vez os ha pasado que os ha dado la “neura” y habéis hecho algo porque sí, sin saber muy bien la causa pero que creéis que es mucho mejor que lo que teníais pensado. Pues algo así me ha pasado a mí. Así que mientras abría la puerta del portal, subía las escaleras hacia mi piso y abría la puerta, más convencida estaba de que la entrada de hoy estaba condenada al fracaso. 

El tiempo se paralizó.  Cuando el minutero volvió a ser él mismo,  pensé en todo lo que pudo pasar en ese instante,  pero nunca llegó a suceder. ¿Ocurrirá algún día o se quedará atrapado  en las manillas del reloj ?
Fotografía: Nikon Coolpix S2600 – Montaje: Photoshop -Texto: Danae N.T

Como veréis, la entrada de hoy es una mera reflexión de una noche cualquiera de agosto en la que a una le da “por ahí” y decide no hacer lo que tenía pensado. Porque hay días -o noches- normales que, sin ningún motivo, se convierten en excepcionales SÓLO para uno mismo.

Sed buenos.

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s