septiembre, contigo no me aburro

Lo siento niños, pero septiembre ya está aquí.  Desorientado porque acaba de aterrizar pero lleno de fuerza. La va a necesitar, sabe que no es un mes querido. Su cometido no es fácil: avisar que debemos despedirnos del bañador, el bikini y la crema solar.

Septiembre es el mes de las vueltas. Vuelta al trabajo, al cole, a la pregunta de rigor sobre las vacaciones, a la competición de ver quién ha viajado más lejos y ha disfrutado más. Tampoco hay que olvidarse del síndrome post-vacacional, agravado por el estrés de ver que las tapas, cervezas y demás se han acomodado en puntos estratégicos de nuestro cuerpo. Todo un drama, vaya.

Pero no temáis marearos con tanta vuelta, porque para olvidarnos del dichoso síndrome, podremos  concentrarnos en aprender alemán en tan sólo diez lecciones (a pintar, hacer punto de cruz o andar en patinete) o en coleccionar dedales de porcelana (abanicos, réplicas exactas  o figuritas sin valor). También estaremos ocupados siguiendo los consejos que las revistas nos ofrecerán en los próximos días para bajar esos kilos demás, y aprovecharemos los últimos días de sol para “terracear” y comparar morenos. Septiembre será duro pero nada aburrido, eso está claro.

Sed buenos

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s