El fin de los días normales

Siempre he sentido curiosidad por  las celebraciones de los Días Mundiales, pero con motivo del Día Mundial de las niñas  (11 de octubre) – a los niños que os zurzan- he querido reflexionar con vosotros este tema.

Hay temas que no siempre se celebran el mismo día y, para mayor complicación, no en todos los países se celebran los mismos, -por mucho que se añada eso de “mundial”- , lo único que queda claro es que tienen su “tirón”. Para liar- yo que soy muy lianta- aún más el asunto, estas pequeñas celebraciones a mi parecer, son “graciosas” en el sentido de que son un tanto…¿contradictorias? No sabría cómo decirlo. Celebrar es un verbo que denota alegría, risa, jolgorio y serpentinas. Celebrar el día del cáncer, por ejemplo, puede provocar la sensación de que apoyamos a la enfermedad y no a los enfermos o la investigación para su cura. Sin embargo, todos entendemos a qué se refiere, así que nos quedamos como Mudito y no decimos nada. También habrá quien pueda pensar que recordar lo que haya que recordar  SOLO un día, no es correcto porque ¿qué pasa con los 364 días restantes? ¿No nos acordamos de las enfermedades, pobreza , injusticias y demás? Queremos creer que sí  y por eso, volvemos a enmudecer. A todo esto, habría que añadir la absurdez a la que nos enfrentamos cada vez que el ser humano hace/promueve/dice/ poned el verbo que más os guste algo. Por ejemplo: el 23 del mes pasado se celebró el Día Mundial de la la sonrisa, la bisexualidad y la explotación sexual…¡Tres al precio de uno! ¡Daos prisa que me lo quitan de las manos! ¡¡Pero por el amor de Dios!! -indignada y alzando la voz –  ¿Quién fue el lumbreras que decidió juntar bisexualidad y sonrisa (que si somos algo cochinos, tiene hasta sentido) con la explotación sexual? Ahora me callo para no herir la sensibilidad de alguno con mis palabras.

Tooodo esto me lleva a pensar en el genio de pacotilla que adjudica los días. Porque hay 365 días, todos quieren tener su día -hasta el orgasmo femenino tiene el suyo (8 de agosto). De nuevo, niños, que os zurzan- . ¿Quién decide cuándo celebrar qué? Pues depende. Las Naciones Unidas están metidas en el ajo, pero como organizaciones hay más que setas en el bosque, y esto de pensar en cosas que parecen útiles pero que en realidad no lo son, debe crear adicción, pues todo el mundo quiere un trozo del pastel. Personalmente, creo que la decisión debe tomarse más o menos así: al mandamás de la organización X, le tapan los ojos con una venda, le colocan un calendario delante y señala un día con el dedo, así al azar.  La otra opción, es pensar en un grupo de mandamases con un montón de carreras de universidades privadas hablando por lo bajín:

-“yo creo que el Día Mundial de la Infancia debería ser en noviembre”-

-“Jooo, yo quería que fuese en enero, así con los Reyes Magos y tal”-

“Ni para uno ni para el otro, que se haga en junio, que con el calorcito se prepararán mejores actividades”

Porque así, mis queridos niños, es como se deciden los asuntos de índole internacional.

Pero bueno, como siempre,  buscando el lado humorístico-absurdo de la vida, he escogido algunos de los Días Mundiales más…bueno…que los ganadores son….

2 de Julio- Día Mundial del OVNI. Sí, niños, la Organización Mundial del Día del OVNI estableció ese día para…pues no sé para qué la verdad…  de hecho, aún estoy asimilando que hay una organización para eso. Lo que sí me gustaría ver más que ovnis, es a Iker Jiménez con matasuegras en mano, gorrito festivo en la cabeza y gritando un “¡¡Feliz día del OVNI amigos de lo misterioso!!”. Muy friki todo. Pero que nadie se sienta ofendido. Yo también creo que hay vida en otros planetas. Me niego a creer que nosotros seamos lo más inteligente que parió el Big Bang. Lo que realmente me cuesta creer es que otros seres se pasen por aquí… ¿tanto se aburren?

8 de agosto- Día Internacional de la cerveza. Esta me gusta, ya no sólo porque me guste la bebida, sino porque es un día que está planeado sin que se planee nada. ¿Cómo se festeja el Día de la cerveza? Bebiendo cerveza.  FIN. Para compensar sus excesos,  el 15 de noviembre es el Día Mundial sin alcohol.

21 noviembre- Día Mundial de la Televisión. No sé a quien se le ocurrió esto. Se dice, se comenta, que la razón de este día es por lo mucho que ha beneficiado a la cultura.  Claro, porque bien es sabido que la televisión por la cultura MA-TA. Anda e idos por ahí.

También tenemos un día para los aros de cebolla, la pera, el lavado de manos… ya supongo que todo tenga su razón o puede que sea mi ingenuidad la que me lleva a creer eso, pero aún así ¿es necesario todo este paripé? ¿Ya no hay días normales especiales y extraordinarios? ¿Ahora todo es ordinariamente mundial?

Queridos niños, hacedme un favor: escoged un día cualquiera y hacedlo especial.

Sed buenos.

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s