Noviembre ¿frío y sombrío?

Has vuelto como siempre: recogiendo las pelucas  y las narices postizas que los despistados han perdido en Halloween. Te estrenas soportando la resaca de una noche de brujas que ni siquiera son de aquí y promoviendo, en tu primer día, las visitas masivas al cementerio. Te tienen por un mes sombrío, pero yo no te lo tengo en cuenta. Sé que aguantas mucha presión: eres el eterno prólogo…de diciembre. Mazapanes y turrones, juguetes y colonias…el bombardeo consumista comienza contigo, y eso te pasa factura.

No me importa tu lado oscuro, me gustas y eres mi única esperanza para que dejes atrás de una vez este invento que muchos han bautizado como veroño, pero que para mí no es más que otro nombre feo. No me gusta y no lo quiero. Te quiero a ti. Te quiero con tu frío, tus días cortos y tus primeras heladas. Pero sobre todo te quiero, porque nos impulsas a acurrucarnos bajo una mantita como cuando éramos niños, como cuando seamos ancianos.

Queridos niños, disfrutemos de este inicio de mes antes de nos invadan los anuncios pre-navideños  y el consumo autoimpuesto.

Sed buenos.

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s