En Reyes…consejos y regalos

Era inevitable. Voy a hablar de los Reyes Magos., ¿creíais lo contrario? Hay varias razones para ello, una de ellas este artículo dirigido a todos los papis, cuyo nombre lo dice todo: http://www.infosalus.com/actualidad/noticia-diez-consejos-gestionar-expectativas-ninos-regalos-reyes-20150104102432.html  Como intuiréis, ahí que me he ido de cabeza a leerlo. Esto es a grandes rasgos lo que me he encontrado:

  1. No traer todo lo que el niño pide. Básicamente porque te arruinas y porque pocos casos ha habido en los que haya pasado eso. Si no, yo hubiera tenido el unicornio que pedí a los 5 años.
  2. La ilusión por estas fechas tan especiales, no puede comprometer la economía familiar. Lo que yo decía, que no te pases que te arruinas.
  3. Para manejar las frustraciones de los niños, es preciso manejar las propias. No se van a traumatizar porque los Reyes no traigan lo que les piden. Y si lo hacen es que son idiotas, porque aquí todos hemos sufrido grandes chascos y no hemos salido tan mal. Además, para paliar desilusiones ya está el Roscón, para comerse las penas.
  4. Este punto me encanta: Son unas fechas especiales en las que la ilusión juega un papel primordial, es importante una buena puesta en escena. Que los niños elaboren la carta y que los padres les ayuden (…). Que alguien me explique lo de la puesta en escena, por favor, porque yo ya me he imaginado un enorme árbol, una chimenea y un papá con jersey de lana ayudando al peque a escribir la carta, mientras la madre los observa sonriendo.
  5. Pedir al niño que incluya en la carta una petición no material, eso le permite ponerle en sintonía con sus propias necesidades y nos puede ayudar a saber en qué medida pueden satisfacerse. Va a querer la paz en el mundo y lo sabéis papá y mamá, porque es lo más socorrido, porque los niños tienen imaginación pero para lo que quieren. Pero asumid que se va a sentir mal porque eso no va a pasar, vosotros os vais a sentir peor por haberle incitado a pedir eso y le vais a querer compensar comprándole un juguete de esos que quería, porque aquí somos todos igual de idiotas.
  6. La elección de los regalos debería ir marcada por los valores en los que pretenden educar los padres. Vamos, que si tu le dices que no debe usarse la violencia y le regalas a tu hijo de 10 años un videjuego de matar zombies cuya puntuación aumenta cuanto más les revientes la cabeza….pues como que chirría un poco, por muy zombie que sea. Así que coherencia papis.
  7. El tiempo de los padres es el mejor regalo. Me sé de alguien que ha visto los anuncios de IKEA.
  8. Es importante seleccionar los juguetes acordes a la edad y características de cada niños. Eso es, el Iphone no es para un niño de 7 años por mucho que lo pida.
  9. No está de más tener en cuenta el comportamiento del niño a lo largo del año, a la hora de ser más o menos “generosos”. No, no estaría nada mal.
  10. Hablar sobre estos aspectos con familiares y amigos que vayan a participar para facilitar que sigan criterios parecidos. Eso quiero verlo yo, con lo que cuesta comprar regalos, se van a andar con lindezas…el videojuego mata-zombies cae fijo, que os lo digo yo.

Ignoro si cuando era niña existía este tipo de artículos, porque  estaba ocupada escribiendo mi lista de regalos.

lista reyes
Mi letra a los siete años y muchos borrones.

Después de todo esto, reconozco que me gustaría tener un sobrino para tenerlo como objeto de estudio, cual mono del zoo, así soy yo, rebosante de amor y simpatía. Pero es cierto, me gustaría para ver en él esa ilusión pura, sin artificios, sólo atenuada por los codazos que mete para estar el primero en la cabalgata y recoger todos los caramelos que se lanzan; y para saber si es tan necesario un artículo de esta índole. Aunque ahora que lo pienso, tal vez lo sea porque según algunos estudios se observó que los regalos que los niños deseaban eran tecnológicos, lo de jugar con la caja del barco pirata de Playmobil (y afortunado era quien lo tenía) ha quedado muy atrás. Aunque claro, no sé si es es verdad, porque como no tengo sobrino al que observar, pues me quedo con las ganas de averiguarlo. Lo que sí os digo es que miedo me da saber que un niño prefiere un Ipad a una bicicleta y más aún que los padres cedan a su deseo. Ya no se persigue a los padres por la calle tirándoles de la chaqueta al son de “ Papá ¿me lo compras? Cómpramelo papá, venga vaaa, jugándote la vida porque se veía claramente como el padre iba perdiendo los nervios… Luego no te compraba nada de lo que le pedías, pero era todo más diver ¿verdad? Ahora no,  el niño llama con su Iphone a los Reyes desde su cama para decirles su lista de regalos. Así de modernos son ahora.

Concluyendo: que los tiempos cambian, como pasa siempre y que yo me quedo sin saber si eso de jugar con la caja es cosa del pasado, y que hay mucho listo que escribe sobre muchas cosas sin fundamento alguno; cuando lo único en lo que debemos invertir nuestro esfuerzo es en el que los más pequeños no pierdan la ilusión, crean en la magia y vean a los Reyes como un extra de Navidad.

Sed buenos

Danae.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s