Rápido, aquí, ¡YA!

Con tanta política, feminismo, anti-feminismo, machismo, terrorismo, consumismo…me he olvidado de a qué venía.

Marginación,exaltación de la diferencia, del diferente que se convierte en moda, hasta el siguiente. Hipster, hamster, lumbersexual…qué vueltas da la vida, pero no es ella la que gira, sino nosotros quienes la mareamos. Éxito, fracaso, ¿lo dejamos en tablas? No, mejor corramos que ahora está de moda, a ver quien gana. Pero no, parece que no llegamos a ningún sitio; o peor, volvemos al mismo de antes.

Elecciones, las de Grecia, pero sobre todo las nuestras propias, siempre eligiendo… mal, bien, da igual. Selecciones, las de fútbol y balonmano, las naturales, esas que hace que los bichitos débiles mueran, pobrecicos…y me siento confusa, porque venía a hablaros y no recuerdo acerca de qué.

Bablablá y qué más decir que sólo sé que no sé nada y qué tranquilo debe de estar Descartes en su tumba sin saber que tiene el mismo nombre que la Zellweger, aunque bueno ella tiene una “e” más, para evitar confusiones. Y qué locura ¿verdad? Que todo vaya tan deprisa, sin pausa y con prisa, que todo se solape, ¡ay cuidado que nos perdemos un comentario en Twitter! No…espera, ese no me interesa.  Y claro, ahora nos ofrecen curas detox tecnológicas, porque estamos saturados, pero es que…  ¿ Y si hay algo importante? ¿Y si hay un correo de trabajo tan urgente que sin mí la empresa se hunde y se va al carajo? Preocupaciones normales y lógicas, porque somos los más importantes. Pero por supuesto lo único detox que hay en la vida es tomar batidos verdes, que es más fácil y podemos subir su foto en Instagram, para que sepan que estamos en “Plan Detox”. Pero seguro que alguno quiere “quitarse” de tanta conexión  y caerá a lo grande: pagando un pastón para que le guarden el móvil bajo llave y le den una reprimenda cada vez que diga Porfa dame mi móvil, porfa porfa, venga va porfa…

Necesitamos saber, lo que sea, aunque solo sea para retwitearlo. Miramos el móvil, buscamos noticias, contestamos gilipolleces pero más, necesitamos MÁS. Y leemos de TODO, superficial y no superficial. Qué se lleva, qué se come, qué se dice y hace. Y nosotros miramos como pasmarotes, quietos, sin digerir nada más que nuestro batido verde. Miramos con fingida afectación las noticias porque, reconozcámoslo, tanto Walking Dead nos ha insensibilizado, pero hay que leerlas y decir bien alto Qué inhumanos ¿Y los gobiernos no pueden hacer nada? Y nosotros ¿No podemos hacer nada?  Y no lo hacen, nosotros tampoco; y saltamos a la siguiente noticia, más muertos, más política, más reivindicaciones feministas, ¡anda un partido antifeminista! porque ellos lo valen y nos indignamos, ¡serán cabrones! No, sólo tienen miedo, ¡pobrecicos! si es que nunca les dieron un abrazo de verdad, no se lo tengáis en cuenta, son sólo adultos asustados, de esos que si te acercas, te muerden, sólo por miedo, sólo por ignorancia a lo distinto.

Somos adictos  a todo en general y a nada en concreto ¿o sí? Esa luz se enciende, me llaman, me wasapean, me dicen, me comentan… –¿Quedamos en el bar de siempre?- Claro. Y en el bar nos llaman, nos wasapean, decimos y comentamos cómo fue el partido, las elecciones o la comida con los amigos, todos en círculo, móvil en mano, hablando, atentos y ajenos al mismo tiempo, porque todo tiene que ser YA y TODO se convierte en material susceptible de ser wasapeado, comentado, criticado.

He venido a hablar, rápido, con ganas, sabiendo que tengo que preparar la comida de mañana, la cena de hoy, difundir mi nueva entrada, cenar, relajarme, ¿no me notáis tranquila? No os preocupéis luego subiré una foto en pijama, para que veáis lo relajada que estoy.

Y sólo deseo que mis dedos dejen de teclear tan rápido, pero no puedo, he de terminar, he de decir lo que no me acuerdo, pero me es imposible, la cena en el fuego, el móvil parpadeando, las redes sociales llamándome a que las lea…

Seamos buenos, normales, diferentes, respetuosos, sensibles, empáticos, SEAMOS y no porque necesitemos beber, sino para que nuestro móvil no nos sustituya, no hable por nosotros.

Sed buenos.

Danae

Anuncios

2 comentarios en “Rápido, aquí, ¡YA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s