Al salir del Parlamento

Para variar un poco, voy a hablar de política. Es un tema que sólo suelo tocar cuando estoy entre amigos o familiares porque, si discutimos, nos mandamos a la mierda y pista -como buenos amantes de la democracia que somos- y porque no tengo ni idea sobre política ni economía, así que prefiero no jugármela públicamente;  pero viendo que nadie sabe por dónde le viene el aire, me voy a arriesgar.

Como buena borrega que soy, voy a hablar de lo que todos hablan para no ser menos:  Grecia. A pesar de ser una cateta política es fácil ver que lo que prima por parte de los poderosos es un “haréloquemedalaganaporqueyoséytúno”, madurez ante todo y es que, por si alguno no lo sabe, los líderes europeos se inspiran en los patios de colegio. Ellos son los populares y los matones que roban el almuerzo al más débil y si no se lo dan, le piden lo que sea. Grecia, en este caso, es el pringadete del patio, al que le quieren sacar hasta el ticket del almuerzo.

Todos sabemos que la situación de Grecia se debe a una mala gestión de los gobiernos anteriores, no es cosa de un día, pero antes daba igual, ahora no. Grecia, cual doncella en apuros, fue rescatada pero al parecer no fue suficiente. Así que ahora, para matar el hambre, se ponen a jugar a la granja de Playmobil y hacen corralitos, pero deben de estar mal hechos porque los ciudadanos no están nada contentos. Europa tampoco lo está, ella quiere su dinero y Grecia lo entiende pero coloca  los bolsillos del pantalón del revés para que vea que no tienen un euro, y eso está muy bien pero Merkel quiere su dinero y lo quiere ya.

Merkel pidiendo su boca..perdón, su dinero

Repito que no tengo mucha idea, pero la lógica me lleva a pensar que, de donde no hay no se puede sacar. No se puede pedir a los “listos que lo saben todo pero que no dan ni una” que no den dinero a quienes saben que no lo van a poder devolver -esta historia me suena-, al igual que no se puede pedir que alguien devuelva algo que no tiene. Pero si dejamos la lógica de lado y nos ceñimos a lo estrictamente económico… Grecia está (muy) jodida y necesita ayuda y la pide… ¡Claro!pero a cambio de una pequeña condición responde la Merkel, Di que soy la más guapa del insti y, tras mucho forcejeo, dudas y polémicas, Tsipras lo dice, porque él es el friki de la clase y ella la más popular. Pero se lo dice y la caga, y todos sabemos que la caga y estamos pegados al televisor comiendo palomitas como si se tratara de un capítulo de “Al salir de clase”.

Ahora, que si el problema económico, social y político no es suficiente, el Cuore político (todo patio de colegio tiene sus marujas) se ríe del nuevo Ministro de Finanzas griego al más puro estilo “Fuera de onda”: Oye te has fijado que Tskalotos va con mochilas de niño o bandoleras demasiado largas o americanas sin planchar ¿no lee la Vogue? Qué fuerte. Por no hablar de la que se ha liado con su firma porque el gracioso de clase dijo que  parecía un pene y claro, ya se ha liado en Internet Haaaaala su firma es un pene. LO NORMAL.

Eso sí, si todo esto nos parece poco, todo el mundo decide opinar aunque no tenga ni la más remota idea de lo que se habla, porque cuando a nosotros no nos toca, nos volvemos todos muy listos. Rajoy dice ” lo que diga la rubia”, Pedro Sánchez pues…si pero no, o sea que hay que hacer las cosas bien, pensando en los ciudadanos pero claro….y paro aquí que me quedo sin espacio, Podemos dice que ¡Aúpa Grecia!, y el resto pues depende, unos que sí otros que no, y otros que nunca se deciden…y así, sin más, ya tenemos la canción del verano

Total que nadie sabe cómo va a acabar todo esto y yo, más que entender algo, lo que veo una nueva serie de moda, mala como ella sola, pero que engancha a todos:”Al salir del Parlamento”. A pesar del éxito de ésta y de correr el riesgo de ser una gilipollas por creer en la bondad de la humanidad, quiero pensar que la solución es sencilla y, si dejáramos de lado el poder, los intereses y nos preocupáramos de verdad por las personas…

reacción a mi ingenuidad
Vuestra reacción a mi ingenuidad

…Ya…si… VALE…que me callo.

Y así, advirtiendo que ésta es sin duda la última entrada sobre política hasta la próxima, me despido con la conclusión de siempre. ¿Qué cual es la conclusión? Pues que somos rematadamente idiotas ¿no estaba claro? Ahora os dejo que van a dar un nuevo capítulo de “Al salir del Parlamento”.

Sed buenos.

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s