Yo sí…tú, NO

¡Qué mal…! ¡Qué mal estamos llevando esto de la igualdad! ¿No creéis?. Más bien pienso que andamos bastante perdidos con los límites de qué es sexismo y qué no… notamos un soplo de aire, pero no sabemos de dónde viene. ¡Cuánta igualdad se reclama! y …ya, a la hora de ponerlo en práctica, todo se distorsiona. Por desconocimiento, porque no se sabe lo que se quiere…acaba siendo un despropósito.

Estoy hablando de ese “quiero que me traten como un igual, pero haciendo lo que ellos no pueden hacerme a mí” esta frase con connotaciones algo turbias y perturbadoras, es un resumen -muy escueto y propenso a malas interpretaciones- de lo que pasa actualmente. Pongo un ejemplo:

Hace no mucho, mi hermano me comentó que, estando en un bar, una chica -ante la atenta mirada divertida de sus amigas-, le tocó el culo. No hablo del típico roce casual, no, hablo de tocar deliberadamente, con ganas y sin tapujos. Mi hermano me lo contó y mi sangre comenzó a hervir… Con estas cosas me enciendo bastante, primero porque es mi hermano y no me gusta que le traten de esa manera -qué le vamos a hacer, manías de una- y, segundo porque ¿qué hubiera pasado si hubiera sido al revés? ¿Qué hubiera ocurrido si hubiera sido mi hermano el que, por hacer la gracia, se hubiera dedicado a toquitearle el culo a la muchacha? Pues que seguramente le hubiera cruzado la cara de un bofetón, reacción entendible por otro lado ¿verdad? Pongámonos extremistas: si, tras recibir ese sobamiento culero, mi hermano hubiera reaccionado como una chica y le hubiera dado un bofetón ¿veríamos esa reacción entendible? Todos sabemos la respuesta, NO. No sólo sufriría la reprimenda de los que estuvieran a su alrededor, sino que además le echarían del bar; mientras la chica, aún dolorida por la “guantá” y en estado de shock, soltaría un “si solo le he tocado el culo”. Sí, soy una exagerada, pero si nos ponemos modo Gila “alguien le ha tocado el culo a alguien” ¿qué tendrá que ver que uno tenga pene o no para justificarlo? La situación es exactamente la misma y no debería importar nada más.

Hay quien cree  que este tipo de actuaciones no es más que la consecuencia de la liberación de la mujer pero, qué queréis que os diga, esto no es estar liberada, esto es estar más salida que el pico de una mesa. Si alguien se refugia en semejante mamarrachada es porque no encuentra otra excusa para actuar como una idiota y, es más, el decir eso me parece un comentario bastante denigrante para la mujer.

Benny Hill in The Italian Job
Benny Hill , el ejemplo a seguir por muchas jovenzuelas

En nuestra vida diaria, en la televisión, en las revistas…vemos cómo  hombres y mujeres no son tratados de la misma forma, lo que es censurable para unos, no lo es para otros… pero seguimos reclamando igualdad, a pesar de que somos nosotros quienes consumimos esos productos -provengan del medio que provengan-, a pesar de que nosotros en la realidad que vivimos, actuamos igual. Seguro que hay alguno que al hablar de programas me refiero a Gran Hermano, pero no, también hay otros aparentemente más inocentes que dejan bastante que desear, como El Hormiguero, sólo hay tías buenas bien apretaditas, da igual el día que lo veas.  Pero ¡ay! si están ahí es porque quieren ¿verdad? Ellas, con sus cuerpos y ellos con unos abdominales que las presentadoras no dudan en tocar -el ejemplo más claro sería Milá, pero eso tampoco nos escandalizaría mucho ¿no?-.

Lo que yo me pregunto es ¿Por qué nos crispa más ver el trato soez hacia una mujer que hacia un hombre? Hace unos días vi un vídeo de cómo un presentador mexicano intentó tocarle los pechos a su compañera, sin mencionar el comportamiento que tuvo durante el tiempo que la mujer aguantó en plató…antes de que se marchara por no darle un bofetón -si queréis sentir asco, podéis verlo aquí–  Solo con verlo me sentí sucia, no quiero imaginar cómo se sintió ella. Pero, si una mujer hubiera querido tocarle los testículos a su compañero en directo ¿me hubiera sentido igual de asqueada? Seguro que sí, pero me temo que no al mismo nivel. Eso es a lo que voy, ¿por qué un trato chabacano a un hombre no lo percibimos tal horrible que como si la “víctima” fuera una mujer?. Mientras lo pensamos, quiero que quede bien claro lo siguiente:

titeres con calcetines
Fuente: patoconbotas.com. Sí, está claro que lo he puesto por el nombre.

-¿Qué es lo que no hay que hacer?-

-Tratar a los demás mal-

-¿Por qué?-

-Porque no me gustan que lo hagan conmigo-

-Bieeeeeeen-

Sed bueno y ya sabéis…si no os gusta que os soben…¡no sobéis!

Danae.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s