Como si no hubiera mañana

Andar deprisa, notar cómo el aire frío entra con fuerza en mi boca y me congela la garganta. Andar, casi correr, como si quisiera dejar atrás todo lo que no he podido conseguir, notar cómo mi cara se enrojece por el frío, cómo los latidos me retumban en las sienes…y ando, ando lo más deprisa que puedo, porque quiero llegar cuanto antes al punto de partida.

Bailar, a lo loco, porque se vive mejor. Bailar no, no es esa la palabra, solo me muevo arrítmicamente, solo salto junto con ESA amiga, esa que siempre ha saltado conmigo sin sentido del ridículo. La música que escuchamos es sólo la excusa para no llamar demasiado la atención, la excusa para despegar con fuerza los pies del suelo y lograr llegar a lo más alto.

Reír, a carcajadas, con lágrimas que me inundan los ojos, no existe el pudor, ni la vergüenza, ni el reparo de que se me vean las caries. Reír sin saber la razón exacta, reír hasta que me duela la cara, hasta doblarme del dolor, hasta que no pueda soportar la tensión que se produce en mi estómago.

Llorar hasta deshidratarme, llorar por la cosa más triste que me ha pasado, por la que jamás me pasará; llorar de risa, de emoción, por lo más estúpido y absurdo, por lo que nunca imaginé llorar. Simplemente llorar para limpiarme por dentro, como un reseteo emocional .

Leer hasta que me piquen los ojos. Leer un capítulo tras otro de ese libro que sólo iba a hojear para ver si me entraba el sueño. Leer para romper el contacto con la realidad, para adentrarme en otro mundo que tal vez me guste algo más, o tal vez no, da igual, siempre podré cerrar las tapas.

Estar horas bajo el grifo de la ducha, quieta, sin pensar en nada, sin oír. Solo  es sentir el agua caer,  es solo escuchar la música con el volumen al máximo para que no me escuchen cantar, para no oír las quejas de quien llama a la puerta porque hace media hora que estoy ahí metida…es sólo estar ahí  y notar cómo el vaho me envuelve y me aísla de mis propios pensamientos.

Da igual lo que hagas, no importa. Lo que importa es, aunque sólo sea por una vez, hacer las cosas como si no hubiera mañana. Es poner la música a tope aunque te duelan los oídos, es cantar esa canción que tanto te gusta hasta desgarrarte la garganta, es andar bajo la lluvia aun sabiendo que puedes enfermar…Es tan sólo disfrutar como si no hubiera mañana, para olvidar, para hacer borrón y cuenta nueva, para colocar el punto y final en todo aquello que quieres dejar atrás…para sencillamente, sentirte bien contigo mismo.

reflex.gif

Sed buenos.

Danae.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s