Belleza: físico o actitud

Últimamente estoy muy pendiente del tema “belleza” porque veo, sobre todo en las Redes Sociales- y cada vez de una forma más fiera-, cómo se ataca a las personas por su físico. Ya me parece absurdo meterse con alguien que no se conoce, pero mucho más si encima se ataca lo superficial, lo que más se ve pero lo que menos debería interesar.

Aquí, Miss Rubinstein

Siguiendo esta línea, releí en una de mis revistas viejas una frase de Helen Rubinstein No hay mujeres feas, solo mujeres perezosas. Para quien no lo sepa, Rubinstein además de una marca de cosmética también fue una señora.

Aunque esta frase es muy conocida, nunca le había dado la importancia que se merecía, hasta hoy. No sé si es que me estoy volviendo una tiquismiquis o qué, pero no sé hasta qué punto es verdad esa relación belleza-pereza que mencionó Helena. Sin embargo, antes de que pudiera ahondar sobre ella, como respondiendo a mis pensamientos, encontré una entrevista de Charlize Theron de 2014 en la que afirmaba lo siguiente: Siempre he asociado la belleza con la independencia. La mujer que hace lo que quiere, la que lucha por romper estereotipos. 

Con ambas afirmaciones sobre la mesa, la pregunta es ¿Qué es entonces la belleza? Pues ahí está el problema: el concepto de belleza, al igual que la propia belleza, es subjetivo, no habrá dos definiciones iguales porque como ya sabemos para gustos los colores ¿verdad? ¿O tal vez no? La belleza resulta algo tremendamente subjetiva: los rasgos que a unos pueden atraer, a otros no les gusta. Cuando se dice esto, todos asentimos, todos creemos que lo asumimos, creemos incluso que defendemos tal idea pero nada más lejos de la realidad: en cuanto tenemos la mínima oportunidad, atacamos y lo más susceptible de ser vulnerado, sobre todo en un mundo en el que la imagen lo es todo, es el aspecto físico, porque es lo que se ve, porque es lo más fácil.

No creo que la belleza dependa del maquillaje o los productos de belleza, obviamente son un plus, pero no se es guapo por cuidarse o maquillarse. Es posible que sea defensora de esta creencia porque mis cuidados son básicos y mi maquillaje bastante austero; sin embargo, cada vez me doy más cuenta de que la actitud lo es todo. Un envoltorio bonito está bien, pero enseguida se estropea, por mucho que se cuide acaba envejeciendo, una buena actitud es lo que marca la diferencia. No creo que existan guapos o feos, lo que existe son miradas que juzgan quién entra en el mundo de los guapos y quién en el de los menos agraciados y estos grupos variarán dependiendo de quién forme esa lista.

Personalmente inclino mi balanza hacia Theron. Ya supongo que cuando Helena dijo que las mujeres no son feas sino perezosas, se refería a que descuidarse no es nada bueno, pero aún así no creo que tenga que ver mucho con la belleza en sí: cuidarse hace que uno se vea mejor, eso es innegable pero no por ello te vas a convertir en guapo, simplemente eres una mejora de ti mismo, lo cual está bien, tan bien como lo puede ser lo otro. Así que mejor tener una buena actitud porque la necesitarás para mandar a la mierda a todos aquellos que se crean con el derecho de opinar sobre tu cara.

Sed buenos.

Danae.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s