La niña-mujer, una nueva especie

Ayer leí un artículo acerca de cómo los grandes de la moda quieren a niñas como imagen de sus productos. Niñas que cambian los pósters de  Justin Bieber, por ejemplo, por bolsos de Chanel.

La moda es un sector que sigue sus propias normas, que busca llamar nuestra atención, que es efímera, es aquí y ahora…y ahora es el turno de las niñas. Niñas de entre 13 y 17 años que parecen estar más cómodas rodeadas de glamour y lujo que en el salón de su casa viendo una peli con sus amigas. Niñas -“hijas de”, en su mayoría- que viven como la cosa más normal del mundo lo que las demás vivimos  a través de revistas, porque es lo que han vivido y no conocen otra cosa. Y como no conocen otra cosa, se manejan con soltura en un mundo en el que hoy eres alguien y mañana no te quiere ni tu madre. Y como se mueven como pez en el agua y sus padres lo consienten, la moda les echa el lazo porque son la imagen de una generación, a pesar  de que una niña de 14 años vestida como una de 30 chirría, a mí por lo menos.

Kiernan Shipka
Fuente: SModa

Hay dos razones por las que no me gusta el “uso” de la “niña-mujer”:

  1. Llamadme ingenua y antigua, pero creo la edad, en este caso, sí importa, ya que se trata de una etapa complicada, por aquello de las hormonas y de que “vivir” como una mujer puede dibujarles una idea ficticia de lo que en realidad es la vida -la misma que pueden tener al tener tanto lujo a su alcance peeeero, eso es otra historia-. Una debería centrarse en experimentar situaciones propias de la edad, crecer demasiado rápido no es un atajo sino, desde mi punto de vista, una caída libre-no hace falta recordar la multitud de ejemplos de niñas Disney cuya vida casi acaba como el Rosario de la Aurora-, ya que las épocas anteriores a la edad adulta me parecen importantísimas para el crecimiento personal. Con esto no quiero ponerme dramática: que una niña no disfrute de ciertas vivencias típicas de la edad no implica que su vida se convierta en un círculo vicioso de dramas y adicciones, pero creo que en un sector como éste y tantos otros, hay que tener la cabeza bien amueblada, algo bastante complicado a los 13 años.
  2. Como consumidora, como mujer de treinta años, ver a una chiquita de 13 vestir con aires de diva segura de sí misma la ropa de una marca dirigida a mujeres adultas, hace que se me quiten las ganas de comprar nada. Vale, que aunque quisiera no podría porque un vestido de esos cuesta una mes de mi sueldo pero, más que por eso, me indigna porque yo como mujer, me gustaría sentirme identificada con lo que pretenden venderme –Qué menos ¿no?-. La moda es transmitir emociones, sentimientos es, en cierto modo- a mi forma de ver- un arte, y si me quieren vender, por ejemplo, un bolso para ir a trabajar “usando” una niña de 15 años como reclamo…pues no, no cuela ya lo siento. Una niña vestida de mujer, no la convierte en mujer, sino en una niña disfrazada de mujer, porque no tiene ni cuerpo de mujer ni el carácter de una mujer ni las vivencias de una mujer, y todo eso se refleja en una instantánea, por mucho que la maquillen seguirá teniendo 14 años, yo sé que tiene 14 años… ¿Cómo podría sentirme identificada con ella?

Como he dicho al principio, la moda es así. Por eso es amada y odiada a partes iguales, porque es incongruente porque no tiene ni pies ni cabeza porque es un Mira mamá, mira lo que hago, independientemente de que sea bueno o malo.

Puede que todo esto no me entre en la cabeza porque con esa edad lo único que deseaba era conocer a los Backstreet Boys y no a Karl Lagerfeld. Puede ser también que se deba a que los tiempos cambian y estos a su vez cambien a las personas que se mueven en ellos…para bien y para mal y puede que por eso no lo entienda. Sin embargo, yo desde mi humilde blog lo único que puedo decir es:

Queridas marcas de ropa, dejad de usar a niñas para publicitar productos de mujer adulta porque, siento ser yo quien os lo diga, aunque la niña se vista de seda, niña se queda.

Sed buenos.

Danae.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s