A tiempo

Hoy es mi día libre y he decidido pasar el día sin mirar el reloj. Me ha costado, porque soy muy de marcarme tiempos a pesar de ser incapaz de cumplirlos, hecho que me estresa pero que,como buena masoca que soy, no me impide seguir haciéndolo.

Cuanto más quiero abarcar, más horarios me marco y al final termino ahogada, dejándolo todo a medias y sumiéndome en un agobio que yo misma me provoco por gilipollas.

Pero hoy algo ha cambiado.En el desayuno, mientras bebía mi café y engullía mi tostada y un libro, en un segundo plano estaba pensando en a ver si termino para poder ir al ordenador y terminar varios artículos que tengo a medias y ¿sabéis qué he pensado? Que no estaba disfrutando y que no me daba la gana seguir así. No quiero convertir mis hobbies en trabajo –y ojo que mi trabajo me gusta, pero ya me entendéis-, pero los primeros siempre han sido mi vía de escape no otra cosa de la que estar pendiente.

Me he dado cuenta de todo esto hoy que estaba tranquila, relajada, sin preocupaciones, sin que mi mente tuviera que soportar a personas tóxicas ni seguir unos tiempos que, de no cumplirlos, me hubiera sentido mal, por no haber llegado a tiempo.

Soy consciente de que, desde hace tiempo, llevo una rutina estresante, siempre con la mente puesta en “lo que debería estar haciendo”, sin disfrutar de lo que tengo entre manos, sin centrarme, sin agobiarme porque debería estar escribiendo o investigando nuevos temas o estar pendiente de mi trabajo en vez de estar leyendo o dibujando o descansando. Y para colmo, sabía lo que hacía sin ponerle remedio. Porque una cosa es saberlo y otra darse cuenta (y asumir) de que lo que uno hace mina su salud (mental y física) .

Así que por fin estoy descansando de verdad. Me he quedado en la cama hasta tarde, he desayunado con tranquilidad mientras leía ese libro que tengo tan atrasado y al que no hago caso nunca por estar siempre cansada o porque tengo cosas más “importantes” que hacer; también he delegado en otros mi trabajo- lo cual es toda una novedad- porque ¡Oh sorpresa! el mundo funciona sin mí.

Hoy estoy viviendo sin que el tiempo me condicione, sin estar pendiente del maldito reloj…y me encanta.

Sed buenos.

Danae.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s