Fragmentos

Fragmentos en los que solo hay que cambiar un par de nombres y se vuelven tuyos. Que simplemente gustan por todo lo que abarcan, por todo lo que dejan atrás. Todo a la vez. Fragmentos que a simple vista no tienen sentido, que no guardan relación con lo que has vivido, con lo que eres. Pero algunas veces la memoria te traiciona, la nostalgia te invade y echas mano de ese texto que tanto te gusta y que no llegas a comprender del todo.

Sólo que, cuando estoy despierta en la cama, en la madrugada, con el ruido de los coches de París, algunas veces la memoria me traiciona: es que vuelve el verano con todos nuestros recuerdos. ¡Ana, Ana! Repito este nombre en voz baja, durante mucho rato, en la oscuridad. Algo siento entonces en mí, algo que acojo por su nombre, cerrados los ojos: Buenos días Tristeza

tristeza

Sed buenos.

Danae

Texto: Buenos días tristeza. Françoise Sagan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s