Un paso por detrás

Es inevitable. Siempre voy un paso por detrás de todos los demás. No es que camine lenta, es que, en el ámbito personal, soy una internauta algo perezosa. Bueno en realidad, todo lo que tenga pantalla me lo produce.

Para empezar, no soy nada fan de las aplicaciones. 

No es que me caigan mal es que me AGOBIAN. Cuando veo esas pantallas de móvil cubiertas por iconos de App… me recuerdan que es hora de limpiar el escritorio de mi ordenador. Tanta cosa no puede ser buena, pero claro está que eso es cosa mía y no tengo nada en contra de ellas porque si a la gente le hace bien y le gusta, oye pues adelante. Pero yo tengo mis cuatro cositas instaladas y creo que me sobran dos.

Hay demasiada información. 

Es uno de los males de este siglo. Y sí, digo males porque tanto aluvión de información  (que no de conocimiento) hace que leamos más rápido y, por lo tanto, peor. Y aquí nadie se salva, ya lo siento. ¿Y qué pasa con esto? Pues que se oyen campanas pero no saben donde y al final con lo que nos quedamos puede que no tenga nada que ver realmente con el texto.

Hay tal cantidad de artículos y noticias que nuestro cerebro no puede abarcarla todas, pero lo queremos saber todo, porque queremos opinar de todo y ¿qué pasa? Que leemos a costa de nuestra comprensión lectora, la cual, pobrecita mía, cada vez se vuelve más insignificante y pobre. Porque parece que más que la calidad de lo que leemos cuenta más cuanto leemos, como si nos dieran puntos. Porque no dan puntos por leer más y peor ¿no?

Con respecto al móvil, ahí sí que me hice la dura.

Para no variar, fui de las últimas de mis amigos en tener móvil (un Motorola de tercera mano que se asemejaba a un walkie talkie) y siempre me lo dejaba en casa. Solo me gustaba porque me sentía muy mujer de negocios y a mí ese estilo siempre me ha gustado mucho, qué le voy a hacer.

Con el ordenador me pasó un poco lo mismo.

Me encantaba el sonido al teclear y me imaginaba con un traje falda pantalón convertida en una ejecutiva de éxito -en fin…- . Poco más se podía hacer. La mayoría lo utilizaban para jugar al buscaminas y al solitario y, los más afortunados podían recurrir a la Encarta para realizar sus trabajos de clase. Yo seguí con la Enciclopedia Salvat, porque el ordenador de segunda mano era demasiado lento para meter ningún programa y para jugar al solitario me pillaba la baraja de toda la vida..

Pero ¡llegó la revolución!

¡Llegó el Messenger! Ese chat en el que hablabas con los compañeros de clase con los que habías estado una hora antes. Sí, aquí también me hice de rogar. La de veces que me quedé en casa sin enterarme cuando mis amigos y no sabía nada porque yo, ilusa de mí, no tenía aún Internet en casa.

Por supuesto, llegué tarde a todas las redes sociales y aunque, desde hace unos cuantos años, se me dan bastante bien -momento spam: CONTRATADME-, reconozco que tanta pantalla dentro y fuera del entorno laboral me estresa, sobre todo por el picor de ojos que me produce.

Internet me parece  maravilloso, pero ¿soy la única que cree que estamos volviéndonos demasiados esclavos de él? Creo que a esta pregunta también llego tarde. Pero qué le voy a hacer, me gusta rumiar las cosas para digerirlas mejor.

Cabe destacar, por cierto, que esto lo dice una persona que tiene un blog, que trabaja eventualmente  gestionando redes sociales y que se pasa media vida metida en la pantalla del ordenador buscando empresas en donde echar el Currículum. Como veis, al igual que Internet, yo también soy MARAVILLOSA. Dicho esto, mi pregunta sería: ahora mismo ¿podríamos volver a vivir sin Internet aunque solo fuera dos días? Ahí os lo dejo.

Sed buenos.

Danae

Anuncios

2 comentarios en “Un paso por detrás

  1. Es lo que tienen los anacronismos (que los griegos llamaban contratiempo). Tan interesantes que podrían ser un buen arranque para un relato de ciencia ficción (que además creo que ya se ha hecho): ¿cómo se sentiría alguien del siglo XIX que apareciera en el año 2075?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s