Así de sencillo

Será la primavera, el sol que entra por mi ventana, que ando carente de cariño o que, desde que escribiera la entrada sobre el día de la poesía, ronda por mi cabeza unos versos incompletos -porque siempre fui incapaz de aprenderme ningún poema al completo-.

Versos sencillos, de esos que me gustan a mí. Palabras que forman oraciones sin artificios. Palabras escritas por las que siento envidia porque no las he escrito yo y es que, lo malo que tiene esa sencillez, es que parece fácil de conseguir pero no, no lo es, a ti no se te ha ocurrido juntar las palabras de esa manera así, con tan aparente facilidad, una maravilla para nuestros sentidos pero una patada en el estómago para nuestro ego. No vamos a mentir: nos jode un poquito no haber sido los papás de ese texto (canción, pintura, escultura hecha con cerillas…lo que se os ocurra). Pero no pasa nada, porque nos guste o no,  somos humanos y eso es lo que nos pasa por humanos.

Los versos los recitaba por lo bajo y que mezclaba con otros y con canciones de Patti Smith, así todo muy caótico y sin sentido pero sencillo, muy sencillo. Un caos que envuelve la sensibilidad con cariño. Y en ese caos, recuperé a Benedetti y esa poesía de amor, tan sencilla que parece que la hubiera escrito en la servilleta de un bar y yo, que soy incapaz de escribir poesías y mucho menos de amor, quiero sacarla de mi cabeza para que se airee y podáis leer lo que, para mí, es una declaración de amor sin artificios ni zarandajas, una declaración de esas que alguien deja escrita en una mesa para que la persona a la que se dirige la lea.

Mi táctica es mirarte

aprender cómo sos

quererte como sos

Mi táctica es

hablarte y escucharte

construir con palabras un puente indestructible

Mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo ni sé con qué pretexto

pero quedarme en vos

Mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos

Mi estrategia es

en cambio

más profunda y más simple

Mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo ni con qué pretexto por fin      me necesites*

Y así de sencillo, Benedetti explica su táctica y estrategia, y nos hace creer que escribió algo complejo con la misma facilidad que tú escribes la lista de la compra y expresó algo tan caótico como es el amor en un sencillo poema, de esos que siempre tienes a mano y que te hace suspirar, porque de lo simple que es te llega a lo más profundo. Y al final sin saber cómo ni con qué pretexto, necesitas tenerlo cerca y leerlo más a menudo. Así de sencillo.

Sed buenos

Danae

*Obviamente los versos no están  colocados como deben, pero espero que no se pierda la esencia.

Anuncios

2 comentarios en “Así de sencillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s