Prohibido despatarrarse

Ha vuelto a pasar, ya tengo otro palabro de los que tanto me gustan y no puedo decir más que ME EN-CAN-TA. Así de clarito.

La palabra en cuestión es Manspreading, en inglés, como no podía ser de otra manera, que no significa otra cosa que esa tendencia (sobre todo en los hombres) que sentarse despatarrado -muy molesto cuando vas en transporte público- y que les lleva a ocupar dos sitios en vez de uno.

Pero, empecemos por el principio. Me encontré un artículo de la revista ICON que hablaba acerca de la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de publicar una serie de normas para viajar en transporte público. No poner los pies en los asientos, no fumar, ceder el asiento cuando proceda y esas cosas taaaaaan de sentido común y educación que nos tienen que recordar solo por si acaso porque todo el mundo las cumple ¿verdad? Bien, pues entre esas reglas está la de NO al despatarre masculino y, como era de esperar, muchos se han tirado de los pelos.

Sí, es cierto que los hombres tienden más a abrir las piernas y ocupar más espacio que las mujeres. Ignoro si es porque no quieren dar calor a sus huevecillos, si es que les molestan o si simplemente es porque están más cómodos. No tengo ni idea, ya ha salido alguno desmintiendo eso de que “es para no apretarlos”, sea como fuere la polémica ya está montada. Y yo, que no tengo nada que hacer en estos momento, quiero opinar sobre ello.

Como siempre, tengo que decir que, además de humillante, me parece muy triste que nos tengan que decir lo básico. Pero como ya está demostrado que somos un poco tontos, lo voy a pasar por alto. Entiendo que si uno está en la soledad del par de asientos del autobús, nadie le moleste un tío con las piernas más abiertas de lo normal, ni un tío y ni una tía, porque por si alguien no lo sabe, las mujeres, de vez en cuando, también somos muy de despatarrarnos. ¿Qué ocurre con todo esto? Pues lo de siempre que sale el que se defiende atacando y suelta un Pues las mujeres también ocupan dos asientos dejando el bolso en el que está libre. Totalmente de acuerdo. Yo misma, cuando llevo un bolso grande lo hago si no hay gente y, como creo que cualquiera mujer, lo quito cuando viene alguien para que se siente, como creo- o me gustaría creer- que cualquier despatarrado cierre las piernas – y las mantenga bien cerraditas- si ve que alguien se va a sentar.

Pero bueno, el caso es que además de mala educación, hay quienes tachan el gesto de machismo. Yo no sabría que deciros. Yo he visto una fila de tíos con las piernas abiertas sentados en un banco y, oye, si a ellos no les molesta…pero si en vez de hombres, fuera solo uno y el resto mujeres y él tuviera las piernas abiertas, dudo que lo haga porque se crea más que la mujer, sino simplemente porque está acostumbrado a ello. Claro, entraríamos en el debate de a las mujeres siempre se nos ha dicho que hay que cerrar las piernas y a los chicos no, porque nosotras teníamos que sentarnos como señoritas. Yo, sinceramente, no voy a entrar en esta guerra porque para mí esto es MALA EDUCACIÓN, con mayúsculas y en negrita.

Es mala educación estar sentado con las piernas abiertas, es mala educación ocupar dos asientos con el bolso, las bolsas de la compra o lo que se os ocurra y no dejar sentarse y lo es no ceder el asiento  a una persona con muletas o a una persona mayor que sabes que al primer frenazo del señor autobusero va a terminar en el suelo. Simple y llanamente mala educación.

Podríamos decir que debido a siglos y siglos de machismo, el hombre lo tiene arraigado en su cabecita y ve su gesto de despatarre como algo normal. Pero como ya he dicho,  he visto a hombres despatarrados ocupando el espacio de otro hombre sin despatarrar, he visto muchos despatarrados juntos y también mujeres despatarradas. Por eso mismo, me parece un poco simple recurrir al “eso lo hace porque es machista”, cuando en realidad es mala educación o incluso, si es de forma puntual, un simple despiste ¿Qué alguno se despatarrará porque se crea mejor que la mujer? Pues seguro. Ya sabemos que gilipollas hay en todas partes.

Como digo, no sé si el gesto es machista o no, yo solo veo la tristeza en que nos tengan que decir que los asientos del trasporte público no es el sofá de tu casa y que hay ciertas normas cívicas que hay que cumplir. Y es triste, porque la mayoría somos mayorcitos y aún así, nos tienen que dibujar monigotes que escenifiquen lo que NO debemos hacer como si fuéramos de párvulo.

Lo de siempre niños, que nos falta sentido común y todo parece indicar que la cosa va a peor.

Sed buenos.

Danae

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s