Rendirse

A veces cuesta no rendirse ¿verdad? Es muy duro ver cómo todas las palabras pronunciadas en realidad no han servido para nada, que los razonamientos caen en saco roto o que el esfuerzo por conseguir algo no da ningún fruto.

Resultado de imagen de doctor who temporada 9x11Es muy frustrante ver que no se avanza que, como en esa pesadilla recurrente, por mucho que corras, no te mueves ni un milímetro mientras ves cómo tu objetivo cada vez está más y más lejos.

Y te dicen que no te rindas, y tú también te lo dices porque es algo obvio, pero a veces uno lo hace. Solo un poco. Lo suficiente para regodearse en la autocompasión y la tristeza. Solo un poco, hasta que el orgullo venga a rescatarte y te saque de ese ensimismamiento penoso y vuelvas a decir aquello de “por mis santos cojones que lo hago” Sí, así de bestia porque el tirar p’alante es así  y no hay otra forma de hacerlo. Y hay que ponerse esa canción que tanto nos motiva a tope y levantar la cabeza lo más alto posible y lanzarse de nuevo a pegarse golpes contra las paredes hasta conseguir abrirse paso.

Pero a veces, cuando las manos te duelen tanto de golpear ese muro de piedra, te rindes. Porque la fuerza falla, como fallan las ilusiones y los sueños que, con el cansancio se ven tan irreales e imposibles de conseguir. A veces te rindes y no pasa nada. Y serás tan valiente como el que no lo hizo, porque todos somos diferentes y no podemos medirnos por el mismo baremo. Y uno se rinde y se vuelve pequeño, hasta que deja de serlo. Y no pasa nada.

Sed buenos

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s