Amar y merecer

Una servidora está a puntito de irse de vacaciones, así que en estos días he estado a tope para poder irme tranquila, lo cual quiere decir que mis entradas están escritas a cachos en post it que guardo en el fondo del bolso, porque soy incapaz de acordarme de meter en él mi libreta para anotar. Así que tengo un bolso de colorines con el interior saturado de papeles amarillos con borrones ilegibles. Y os cuento todo este rollo para deciros simplemente que no he tenido tiempo de encajar todas esas piezas que duermen aún en el fondo de dicho complemento.

Sin embargo, antes de marcharme me gustaría compartir con vosotros una película que vi ayer:  The Perks of being a wallflower -Ventajas de ser un marginado- basada en el libro del mismo nombre. Trata de la vida de un chico en el instituto, de esos que se consideran diferentes, raros, marginados, frikis, losquenoencajanniqueriendo -yo redactando sinopsis no tengo precio, lo sé- y resulta que a mí me gustan todas esas historias de los  quenoencajanniqueriendo, porque siempre me tocan el punto sensible y es que una se siente algo identificada, qué le vamos a hacer.  Personalmente me gustó,  sobre todo porque encontré varios fragmentos memorables y una frase digna de mencionar:

Aceptamos el amor que creemos merecer

Da qué pensar ¿verdad? Me parece una gran frase peeeeeeeero también  demasiado susceptible de perder su significado. ¿Por qué? Porque en el muro de Facebook queda muy bien, no me digáis que no. Tiene ese no sé qué, qué se yo que la convierte en la frase perfecta para una mañana de iluminación espiritual. No voy a hablar de ello ooootra vez que me repito más que el ajo, pero como diría Elvira Lindo una frase entrecomillada en el muro de Facebook suena igual que una de Paulo Coelho. Así que volvemos a lo de siempre, que mola la frase pero ser consciente de ello y llevar a cabo un cambio en nosotros ya es otro tema. Y es  que a ver si va a ser verdad que todas nuestras relaciones terminan porque no damos una y elegimos a aquellos que creemos merecer y dejamos a la vista de todos la idea de que creemos que merecemos poco ¿Y cómo quedamos nosotros? Pues mal, muy mal.

Porque si esto es verdad, si sin darnos cuenta nos atraen aquellas personas que creemos merecer y  resulta que esa elección nos hace infelices por el motivo que sea, algo va muy mal en nosotros y eso es bastante difícil de afrontar. Así que nos encontramos con una frase memorable y con gancho, ideal para compartirla con todos y  terminar con su significado y seguir saliendo con personas que nos creemos merecer (para mal y para bien).

Supongo que con toda esta palabrería mal gestionada, mi única intención era compartir esa frase que me ha parecido una de esas que caen a plomo y  no dejan indiferente. De esas que te llevan a echar la vista atrás y pensar si de verdad una se merecía todo eso. Dicho esto, por favor, pensad en ella pero no gastéis su significado Gracias.

Sed buenos

Danae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s